Santa Fe Música & Letra

Marito Ramírez y La Nueva Yunta

Marito Ramírez y la Nueva Yunta

   Es un grupo de música litoraleña del norte de Santa Fe, Vera y Malabrigo; sus integrantes son Benito Britos en guitarra, canto y glosas; Edgar Ortiz en bajo eléctrico, canto y glosas, ambos de la ciudad de Vera y Mario Ramírez en acordeón, oriundo del Paraje el 94, departamento San Javier, actualmente reside en Malabrigo. El grupo se conformó a mediados del año 2019. Sus interpretaciones son de características bailables, oscilan entre temas de Tarragó Ros, Tránsito Cocomarola, pasodobles de las primeras décadas del XX, canciones actuales adaptadas al ritmo de chamamé y creaciones propias. Los temas destacados del grupo son:  El Tronar del Acordeón (Chamamé), obra que comparte con Ernesto Juanovich, reconocido acordeonista del norte de Santa Fe, Desbloqueame por favor (Chamamé), A Todo el Suelo Argentino (Chamamé), El Petiso Gigante (Chamamé), El Pato Chancho (Chamamé), todas de autoría propia.

   En estos casi 5 años de formación, el grupo cuenta con publicaciones de dos álbumes discográficos publicados por L.H.A Music y Warner Chapell Music, Más chamameceros que nunca y A Todo el Suelo Argentino. Las canciones se encuentran en todas las plataformas digitales.

Datos de actuaciones y presentaciones

  Como grupo forman parte de las carteleras de eventos bailables, festivales y fiestas privadas de toda la provincia y las provincias vecinas, Chaco, Corrientes, Entre Ríos, y Córdoba. Algunas de sus presentaciones se realizaron en la Fiesta del Quebracho, Villa Ana, Santa Fe; Fiesta provincial del Citrus, Malabrigo, Santa Fe; Peña Oficial Festival de Federal, Entre Ríos; Festival de la Tipa, La Lola, Santa Fe; Baile de Campo, Avellaneda Oeste, Santa Fe, entre otros eventos y bailes recorridos cada fin de semana en estos últimos dos años. A principios del año  2020,  Mario Ramírez formó parte de la grilla de la Fiesta Nacional de chamamé como ganador del rubro solista instrumental.

   Siguen en camino, construyendo un sonido propio, que los identifique, sin dejar de lado la tradición histórica del chamamé, pero incorporando el gusto sentido de las nuevas generaciones y su hibridez musical, que engalana las costumbres de la gente del litoral y la vivencia de una nueva época.

Scroll al inicio